7 cosas que debes saber para viajar con tu perro al extranjero

1.Buscar una aerolínea que de el servicio. 

Aunque casi todas lo hacen, muchas de ellas tienen restricciones por la raza de tu mascota o el clima. Es decir, en invierno o verano, por seguridad, no permiten que vuelen las mascotas que, debido a su tamaño, tienen que ir en la cabina de equipaje por seguridad, ya que pueden sufrir hipotermia, o bien, golpes de calor. Estas restricciones aplican sólo para ciertos destinos. También es importante checar si aceptan la raza de tu perro o gato, ya que hay algunas empresas que se reservan darle el servicio a perros de hocico muy chato como Bull dogs, Pugs y gatos persas.

3.Investigar bien los requerimientos del país al que ingresarás a tu mascota.

Por ley, en todos los países lo que te piden es:

  •  Todas sus vacunas vigentes, que son la séxtuple (distémper, parvovirus, parainfluenza, adenovirus II, hepatitis infecciosa y leptospira) y la vacuna contra la rabia, que debe haber sido aplicada por lo menos 40 días antes del viaje.
  • Haberlo desparasitado por lo menos 3 meses antes del viaje.
  •  Un certificado médico de no más de 5 días de expedido.

En los países de la Unión Europea también te exigen que tu mascota tenga el chip oficial. Éste se consigue con un veterinario y es inyectado en el lomo del perro para su identificación. Si no cumples con estos requisitos, corres el riesgo de que tu mascota sea retenida en cuarentena.

3.Tener un kennel o transportadora del tamaño adecuado para tu perro.

Ojo: Las mascotas se deben poder parar en cuatro patas sin que su cabeza toque el techo y darse la vuelta sin ningún problema.

4. Tener un pañal y cobija para su kennel o transportadora.

Es importante que le hagas lo más cómodo posible el viaje a tu mascota, de ahí la necesidad de ponerle una cobija evitar que le pueda dar frío y un pañal para que absorba su pipí en caso de que se haga.

5. Dependiendo de la duración del vuelo, te pueden pedir que su transportadora tenga bebederos.

Éstos son especiales para que no se derrame el líquido y tu mascota tenga agua disponible cuando la necesite.

6.Si tu perro o gato es muy nervioso, a veces es recomendable sedarlo.

De esta manera, el viaje será menos estresante, pero si tu mascota está acostumbrada a viajar o es tranquila, es mejor evitarlo. Consulta a su veterinario.

7. Trata de que tu mascota vaya en ayuno de 8 horas.

Así, se podrá disminuir el riesgo de vómito o popó dentro de su transportadora.

Tip: yo siempre recomiendo presentarle al perro o gato su transportadora días o semanas antes del viaje para que se vaya familiarizando con el espacio y tenga una asociación positiva de ésta.

Si tienen más recomendaciones por favor déjenme sus comentarios y no olviden seguirme en las redes sociales @petopiadf

¡Saludos!

Mariana Quiroz

Escribe lo que buscas y presiona Enter