Conoce la diferencia entre un perro activo y uno juguetón

Es normal que los cachorros y perros jóvenes sean juguetones y necesiten tiempo para liberar esa energía que los caracteriza por la edad, esto se resuelve destinando tiempo para realizar 2 o 3 caminatas a lo largo del día. Sin embargo, hay algunos que aún después de los paseos siguen inquietos y con toda la disponibilidad de seguir paseando, es momento de considerar que no es el caso de uno juguetón o inquieto, sino que tenemos un perro activo y requiere más tiempo que el promedio para ejercitarse.

Es importante saber que la definición de un perro activo no depende de su tamaño o edad, sino de las características raciales. Un ejemplo de ello es el Beagle; una raza de tamaño chico-mediano que hoy es considerado un animal de compañía y que fue un sabueso utilizado principalmente para caza, por lo que necesita hacer mucho ejercicio y es preferible pensar en actividades que ayuden a gastar su abundante energía para evitar destrozos innecesarios en casa. Algunos otros animales que entran en esta categoría son Akita Japónes, Husky Siberiano, Dálmata, Alaska, Terrier, Border Collie, entre otros.

Aunque no todos los dueños tienen la posibilidad de ofrecer a sus perros grandes espacios donde puedan correr libremente, es necesario que dediquemos un tiempo para pasearlos o jugar con ellos ya que independientemente a su raza, edad o tamaño se recomiendan paseos de 30 minutos aproximadamente para ejercitarlos.

Observar a tu mascota y el tiempo que pasas con él te ayudarán a saber si es un perro activo que requiere más tiempo para ejercitarse, pero algunas señales que pueden ayudarte a identificarlo son:

  • Muerde muebles o accesorios que encuentre.
  • Ladra mucho por cualquier sonido, dentro o fuera del hogar.
  • Tiene comportamientos inadecuados que podrían considerarse manías.
  • No está en calma, busca constantemente llamar tu atención.
  • Parece no estar cómodo; se levanta, se acuesta, se mueve de un lugar a otro y hasta puede mostrar signos de estar triste.
  • En algunos casos puede desarrollar estrés que puede afectar su salud.

Si lo piensas, es un buen pretexto para hacer ejercicio juntos y experimentar aventuras divertidas., además de que ejercitarse fomenta que tu perro tenga un carácter equilibrado y tranquilo, ayuda que se relacione con otras mascotas, evita el estrés o ansiedad y que llegue a casa dispuesto a descansar.

Gerardo Hernández, Especialista en comportamiento canino de Eukanuba

Escribe lo que buscas y presiona Enter