Cuidados que debes tener si tu perro es mayor

Conforme el tiempo va pasando nuestros perros de poco en poco van llegando a la vejez y con ello naturalmente muchos elementos de su personalidad, metabolismo y salud cambian, puede que sea estresante verlo alentarse conforme entran a esta etapa de su vida, lo que debes tener muy presente es que es un ciclo completamente normal y natural, si los seres humanos cambian los perros no son la excepción. 

Generalmente los perros mayores pasan a ser menos demandantes, sin embargo eso no significa que ellos no tengan algunos requisitos de cuidado especiales que los perros más jóvenes. Aquí te dejamos algunos consejos que puedes tomar en cuenta en caso de que adoptes o ya seas dueño de un perro mayor.

Visita al veterinario al menos dos veces al año 

Los perros mayores son más propensos a desarrollar problemas médicos, toma en cuenta que los perros envejecen más rápido que los humanos por lo tanto ir al veterinario cuando tu perro tiene alguna complicación, o una vez al año para un chequeo general no es suficiente. Dentro de su chequeo puedes incluir adicionalmente análisis de sangre, diagnóstico dental y otros exámenes que te ayuden a prevenir cualquier enfermedad crónico degenerativa.

Protégelo de plagas 

Al paso que los perros envejecen, sus sistemas inmunes se debilitan, lo que significa que los riesgos potenciales de salud causados ​​por las garrapatas, pulgas, gusanos y otras plagas son mayores. Habla con tu veterinario acerca de los métodos y tratamientos preventivos más seguros.

Vigila su alimentación 

Muchos perros mayores comienzan a perder dientes. Revisa si tu perro está teniendo complicaciones para masticar su comida, si es así puede que necesite un cambio de alimento. 

Considera cambiar su rutina de ejercicio 

Debido a la edad la energía de tu perro decrece, si hace un año podía caminar por una hora puede que ahora le cueste más trabajo. Debes estar pendiente a las señales de que ya ha tenido el suficiente trabajo, no lo presiones a hacer ejercicios de alto impacto o tener caminatas largas ya que podría tener consecuencias en su salud o articulaciones. 

Haz ajustes y acondiciona sus espacio

A medida que tu perro envejece, hay que hacer ajustes. Por ejemplo, subir las escaleras ahora puede llegar a ser más difícil, por lo tanto debes cambiar su espacio de comida y agua a lugares accesibles.

Vigila sus tiempos al aire libre ya que es susceptible a los cambios de temperatura y en caso de que se presente alguna amenaza es menos capaz de defenderse de posibles amenazas.

Si tu perro empieza a sufrir de alguna discapacidad, como: ceguera, pérdida de audición, o dificultades para caminar, habla con su veterinario acerca de ajustes especiales que puedas hacer para hacer los espacios más accesibles a su condición.

Dale muestras de afecto todos los días 

Por último pero no por eso menos importante, las muestras de afecto diario son muy importantes para ti como para tu perro. Es difícil asimilar que  la vejez son los últimos años que pasarás con tu peludo, sin embargo es una realidad, es por eso muy importante que aprecies cada momento que tienes para compartir con tu perro. 

Pasa tiempo de calidad con él, hagan paseos juntos, acaricialo, abrázalo o dale un premio, lo importante es que disfrutes su presencia y el la tuya.

Escribe lo que buscas y presiona Enter