¿Por qué discriminamos a los perros que no son de raza?

Me animé a escribir sobre este tema porque hace poco alguien compartió en Facebook una foto de un Bulldog de 3 meses en adopción y me impactó ver la cantidad de personas que se peleaban por adoptarlo. Sin exagerar, brincaron como 20 personas en menos de una hora. Entonces pensé que si la misma cantidad de personas se interesarán en adoptar perros mestizos no existirían los refugios ni habría perros en la calle.

Yo tengo perros que rescaté hace más de 3 años y siguen esperando a que alguien les abra su corazón y su casa. Daría lo que fuera por tener 20 interesados en adoptarlos como a ese Bulldog.

Si nos ponemos a analizar la raíz de esto, podemos darnos cuenta que los perros son valorados como objetos, las personas compran/adoptan perros como si estuvieran escogiendo una bolsa o un vestido. Muchas veces el resultado de esa compra puede ser bueno, pues con suerte les tocó un perrito con la energía adecuada para su estilo de vida, pero también puede llegar a pasar lo contrario, aunque físicamente era lo que querían, su energía o personalidad no va con la suya y se vuelven una pesadilla. ¿Las consecuencias? Perros abandonados en la calle, azoteas, balcones, terrenos, etc.

¿Cuando hacemos amigos nos limitamos sólo a personas que tengan ciertas características físicas?

Por supuesto que no, porque tenemos la capacidad de saber que un amigo aporta mucho más que su físico a nuestras vidas. Buscamos amigos que compartan con nosotros ciertos gustos, intereses y valores. El mismo criterio deberíamos tener cuando escogemos un perro. Por eso la cultura de las mascotas debe evolucionar mucho más hacia verlos como amigos, y no como un accesorio que da cierto status.

El tema de las razas y el pedigree es un tema muy complejo, pues para poder seguir los estándares físicos de éstos, cruzan a los perros sin importar su estado de salud o el parentesco entre ellos, es decir, que entre más puro sea el perro, más tendencia tienen a sufrir enfermedades. Los genes defectuosos se potencializan en estos casos.

Yo lo he comprobado con los miles de perros que han pasado por mis manos, tanto mis clientes como los que he rescatado. Me consta que los perros mestizos tienen una genética mucho más evolucionada, son perros sanos, fuertes y con menos problemas de salud que un perro con pedigree. Si buscas en internet puedes encontrar muchísima información al respecto.

Otro dato muy triste es que existe una discriminación muy alta hacia los perros negros. En E.U. tienen un número de sacrificios de perros negros mucho mayor a cualquier otro por falta de adopción. Está comprobado que las personas primero adoptan un perro blanco o café antes que a un negro.

Así que el futuro y la solución está en abrir nuestro corazón y mente hacia los perros sin importar si son de raza o no. Enfocarnos más en encontrar una afinidad y conexión con ellos independientemente de su físico.

Cada uno de los animales de este planeta tienen una misión y una personalidad única, es cuestión de aprender a admirarlos y valorarlos a todos por igual. Vivimos en una sociedad que busca la igualdad y lucha en contra del racismo, ¿por qué no incluir a los animales en esa lucha?

Escribe lo que buscas y presiona Enter