En caso de emergencia ¿estás preparado para ofrecer primeros auxilios a tu perro en lo que llegan al veterinario?

Es muy importante estar atentos ante cualquier infortunio de salud que pueda sucederles a nuestros amigos perrunos. Si tu mascota tiene una emergencia médica o sufre una lesión accidental, como propietarios responsables es deseable contar con conocimientos básicos de primeros auxilios para nuestras mascotas. 

Aunque no es un sustituto de la atención veterinaria profesional, los primeros auxilios pueden salvar la vida de nuestro perro hasta que sea posible ingresarlo al hospital veterinario para que reciba la atención médica de los especialistas.

Cómo estar preparados para posibles emergencias: 

Antes de cualquier emergencia, necesitamos tener a la mano los números telefónicos de nuestro veterinario de cabecera y también de algún hospital veterinario o clínica con servicio de emergencia de 24 horas (¡las emergencias no saben de horario!).  También es importante contar con el historial médico, el carnet de vacunación actualizado y la lista de medicamentos que nuestra mascota haya tomado recientemente.

¿Y el contenido del botiquín de primeros auxilios? 

Este debe incluir gasas, vendas, cinta adhesiva para vendajes, toallas limpias, mantas, pinzas de Kelly rectas, guantes quirúrgicos, termómetro digital para uso rectal y tijeras.

Debemos mantener el botiquín a la mano en todo momento, de preferencia cerca del botiquín para primeros auxilios de la familia, para recordar su ubicación en el menor tiempo posible.

Consejos básicos para el manejo de una mascota herida

1.- Conserve la calma.

Si una lesión o enfermedad parece ser potencialmente mortal, diríjase inmediatamente al hospital veterinario más cercano.

2.- Acérquese a su perro con precaución, pues el dolor y el miedo pueden hacer que su comportamiento sea de forma diferente a lo habitual. Lo anterior podría provocar  lesiones no solo al dueño de la mascota, sino también a sí mismo, con la consecuente crisis de salud para ambos.

3.- Comunicarse, en caso de que sea posible, con su médico veterinario para obtener asesoría e instrucciones. Lo anterior será de gran utilidad para cuando llegue a las instalaciones del hospital.

4.- Dependiendo de la situación, es altamente posible que requiera de un bozal para evitar mordeduras, pero debe usarse con precaución, especialmente si se presentan vómitos, dificultad para respirar o sangrado por la boca.

5.- Coloque a su perro en un área pequeña en su vehículo durante el traslado al hospital veterinario.

Procedimientos básicos de primeros auxilios

Sangrado. Si se presenta sangrado, aplique presión directa sobre el área afectada; un vendaje puede controlarlo temporalmente.

Fractura de hueso. Si se sospecha de una fractura, dé soporte al área afectada, pero tenga cuidado, ya que el dolor puede hacer que la mascota muerda.

Insolación o agotamiento. Coloque una toalla fresca y húmeda alrededor de su mascota para trasladarlo al hospital veterinario más cercano. No utilice agua helada, solo fresca o fría.

Hipotermia (exposición al frío). Envuélvelo en una manta tibia y llévelo al hospital veterinario más cercano.

Picaduras y mordeduras de insectos. Busque atención veterinaria inmediatamente, ya que de presentarse un shock anafiláctico (choque o reacción alérgica) puede provocar la muerte.

Envenenamiento. Si sospecha que su mascota se pudo haber envenenado, trate de identificar el producto y comuníquese con su médico veterinario para obtener instrucciones de tratamiento.

Transporte de una mascota herida. Una manta puede usarse como camilla y proporcionar calor durante el traslado.

Convulsión. Si la mascota presenta convulsiones déjela sola hasta que el episodio pase. Retire cualquier objeto cercano y que le pueda causar y observe la duración de la convulsión para comunicarle todos los detalles al médico en cuanto lleguen al hospital.

Inconsciencia. Si una mascota está inconsciente, intente mantener las vías respiratorias abiertas pasando el dedo índice por la parte posterior de la boca.  Precaución: ¡en este caso la mascota puede morder! ¡No lo intente si la mascota está sufriendo una convulsión!

Es sumamente importante recordar que todos los primeros auxilios administrados a nuestros compañeros caninos deben ser seguidos por la atención inmediata de un médico veterinario.  Mientras más precisa sea la información que le proporcionemos a nuestro especialista, este tendrá las bases para retomar o continuar con la emergencia y salvaguardar la vida de nuestro mejor amigo.

La aplicación adecuada y a tiempo de los primeros auxilios pueden ser vitales para la vida de nuestro compañero, pero no sustituyen la revisión especializada del médico veterinario.

Escribe lo que buscas y presiona Enter