Rodrigo Roji y Cornelius

Guadalajara es cuna de mucho talento mexicano y Rodrigo Roji es prueba de ello. El tapatío de 28 años se ha convertido en uno de los artistas plásticos más importantes de nuestro país y en uno de los tatuadores más cotizados e influyentes. Para que entiendan lo fregón que es, hace unos meses estuvo en Nueva York de invitado en el estudio de Bang Bang, uno de los tattoo artists más famosos del mundo que ha tatuado a Justin Bieber, Selena Gomez, Cara Delevigne, Rihanna, entre otros.
Roji es callado, observador, con talento para aventar para arriba y también padre de Cornelius, un Bull Terrier Inglés. “Todas las mascotas que he tenido han tenido nombres de personajes históricos relacionados con la magia”, nos cuenta. “Tengo dos gatos así que necesitaba un perro que tuviera desde cachorro.”

Fuimos a visitarlo a Not a Gallery, su estudio en la Colonia Juarez en la Ciudad de México donde lo fotografiamos junto con Cornelius, quien lo acompaña todos los días a trabajar. “Es como si fuera mi socio”, nos dice. Roji nos cuenta que su perro no hace travesuras, es extrañamente bien portado pero no puede barrer nada cerca de él porque ataca las escobas. Al ser albino, Cornelius es alérgico a todo por lo que requiere mucho cuidado.
 “Tener un perro es como tener un hijo y si algo me ha enseñado es que no quiero tener hijos (se ríe)”.  Y aunque la actividad favorita de Cornelius es dormir, si él entendiera nuestro idioma, Roji le diría que no fuera tan intenso.
“Si les pudiera dar consejos a alguien que piensa en tener un Bull Terrier Inglés sería agotarlos hasta cansarse ustedes, hacer que socialicen con otros perros desde cachorros y no dejarlos mucho tiempo solos o encerrados.”
Si buscan un lugar Pet Friendly en la Colonia Juarez, no duden en visitar Farmacia Internacional.
Sigue a Rodrigo Roji en Instagram @rodrigoroji
Escribe lo que buscas y presiona Enter